Joan Miró te da la bienvenida por tierra, mar y aire en Barcelona

Hoy nuestro amigo Daniel Ruiz, de www.vivirlowcost.com, nos habla de cómo el artista Joan Miró nos da una colorida y original bienvenida a la ciudad de Barcelona.

No todo el mundo sabe que al viajar a Barcelona el genial artista Joan Miró te da la bienvenida. Es igual si llegas por mar, tierra o aire, Miró te espera para saludarte con una obra preparada para cada ocasión. Yo me declaro absolutamente fan del pintor, así que me gusta compartir la referencia a estas obras de bienvenida contigo.

Viajar a Barcelona en avión

El origen de esta historia de encuentros y bienvenidas la encontramos en el año 1968 y el encargo de realizar un mural para el aeropuerto de Barcelona El Prat. El artista no sólo aceptó el trabajo, sino que se comprometió a la creación de dos obras más. En el mural instalado en la terminal B del aeropuerto contó con la colaboración de su amigo ceramista Llorenç Artigas. La obra, de dimensiones excepcionalmente monumentales (50 x 10 m), está formada por 4.865 placas de gres esmaltado de colores vivos, de 26 x 38 cm de superficie y 6 kg de peso cada una.

Si llegas a Barcelona a bordo de un crucero

Desde el puerto de Barcelona si subimos por la Rambla, la famosa Rambla de Barcelona, encontraremos esta obra de Joan Miró. Es la bienvenida a los viajeros que llegan por mar a la Ciudad Condal. Se trata del “Pla de l’Ós”, un mosaico con los característicos colores primarios mironianos: rojo, azul, amarillo y los trazos en negro. Fue inaugurado el mes de diciembre de 1976 y sus dimensiones son de 8 x 7 m.  Con el paso de los años y miles de zapatos andando por encima, las losas perdieron parte de su brillo original. El ayuntamiento de Barcelona puso remedio a la situación con una cuidada restauración en el año 2006.

Destino a Barcelona sobre ruedas, en tren o coche

Si el tren es tu medio de transporte para llegar a la capital catalana o has entrado en coche por la Gran Vía, una gran escultura te espera en el Parc de Joan Miró (anteriormente llamado Parc de l’Escorxador). La pieza en cuestión lleva por título “Dona i Ocell” y es una obra de 1983. La inspiración para la escultura partió de una pieza de 1954 que parece ser que se rompió. Años más tarde el artista retomó la temática para dar la bienvenida a los viajeros con esta obra de 22 metros de altura en la que algunos ven claras referencias sensuales y eróticas.

Para terminar este repaso y, si te gusta el trabajo del artista, te recomiendo visitar la Fundació Miró. El centro reúne una buena colección de sus obras y regularmente alberga exposiciones de gran calidad. La Fundació Miró está situada en la montaña de Montjüic, en una parte de la ciudad llena de puntos interesantes para visitar como son el castillo de Montjuïc, el Pabellón Mies van de Rhoe, Caixa Forum, Pueblo Español…

Si viajas a Barcelona en cualquiera de los medios de transporte mencionados, que sepas que la ciudad te espera con los brazos abiertos y el genial artista Joan Miró te ha preparado una colorida bienvenida.

Gracias a Dave Hamster por la imagen en Flickr.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *