Los mejores riads en Marrakech

Si te gustan los destinos algo exóticos, Marruecos puede ser ideal. Palacios y jardines, zocos con tesoros escondidos, deliciosa gastronomía… Marruecos no te decepcionará.

La ciudad de Marrakech es un destino muy popular. Y es que en realidad, además de los numerosos museos y lugares de interés turístico que alberga, la situación de la ciudad es perfecta para quienes quieran participar en excursiones por el desierto o a las montañas del Atlas. Otra de las ventajas de este destino son los magníficos riads marroquíes, establecimientos increíbles que ofrecen buenos precios para que incluso los viajeros con presupuesto ajustado puedan disfrutar de una estancia digna de “Las mil y una noches”.

HostelBookers ha seleccionado algunos de los mejores riads de Marrakech y alrededores, así que no te los pierdas.

Riad Jomana

El Riad Jomana es un bonito riad que goza de una privilegiada situación en una zona muy animada de la parte antigua de Marrakech, así que es la base ideal para explorar la Ciudad Roja. Allí podrás alojarte en magníficas habitaciones de estilo morisco y tomar el desayuno en el patio, con el murmullo del agua de la fuente de fondo, o en la terraza, desde donde puedes contemplar bonitas vistas sobre los tejados de Marrakech y las montañas del Atlas.

Dar Elma – La Maison de l’eau

En el corazón de la Medina de Marrakech, el riad Dar Elma es una pequeña joya, donde recibirás una cálida bienvenida por parte del personal. Este íntimo establecimiento dispone de cinco habitaciones acogedoras y decoradas con encanto y elegancia. En este riad todos los huéspedes reciben servicio personalizado y está todo pensado para que su estancia sea de lo más cómoda y agradable. Piscina en el patio, jacuzzi en la terraza… tendrás mucho donde elegir. Además, en este riad si quieres puedes tomar el té en una tienda bereber, degustar una comida marroquí deliciosa o disfrutar de un masaje relajante después del hammam.

Dar Sara

En este riad de lujo, ubicado en una antigua casa tradicional marroquí, disfrutarás de la perfecta combinación del refinamiento oriental y la comodidad moderna. Las habitaciones de Dar Sara están distribuidas en torno a dos patios con una vegetación exuberante y perfumados de naranja. Las habitaciones y suites tienen una decoración única y disponen de todo lo necesario para disfrutar de una estancia relajante. Uno de los patios tiene piscina, donde podrás refrescarte y, si decides tomar el desayuno en la terraza, podrás contemplar unas increíbles vistas panorámicas a la Medina.

Le Clos des Arts

Justo al lado de la plaza Jemaa El Fna, el corazón de la ciudad de Marrakech, Clos des Arts ofrece algo más que una excelente situación. Ubicado en una tranquila calle peatonal, ofrece la oportunidad de disfrutar de una habitación tranquila y lujosa y de un servicio de lo más atento. Cada habitación tiene un tema único y la decoración combina el estilo oriental y los colores cálidos. Si optas por este riad estarás muy cerca de las principales atracciones turísticas de la ciudad, como el Museo Dar Si Sai o el Palais Bahia.

Mille et une nuits

Mille et une nuits es un riad lleno de color que combina la tradición marroquí con las comodidades más modernas para garantizar una estancia memorable en Marrakech. Cerca se encuentran muchos lugares turísticos como la Medina, la plaza Jemaa El Fna, la mezquita Koutoubia o el Museo de Marrakech, así que puedes descubrir los tesoros de la ciudad sin ningún problema. Las habitaciones y suites son amplias y en cualquier época del año se puede disfrutar del frescor del patio y del murmullo de la fuente. La guinda del pastel es, sin embargo, el hammam, el spa y el solárium, donde descansar e incluso recibir masajes.

Les Jardins de Mouassine

Les Jardins de Mouassine es un lugar único. En este riad tradicional, en el que se han utilizado materiales locales, cada habitación tiene un nombre y un tema único que seguro te encantará. Dispone de un hammam, donde disfrutar de todo tipo de tratamientos y masajes, un patio tranquilo decorado con una bonita fuente y dos grandes naranjos, y un salón bereber con almohadas de colores que invitan a desconectar del ajetreo y el bullicio del exterior y la rutina.

Riad Al Mamoune

Este riad data del siglo XVI y se encuentra en el centro del zoco de las especias. El riad ha sido restaurado, conservando sus características originales, para ofrecer todas las comodidades que los viajeros modernos necesitan. Las habitaciones del riad Al Mamoune tienen una decoración elegante y permiten descansar tras un día agotador visitando Marrakech. Por si esto fuera poco, se ha construido un jardín colgante en el que relajarse y meditar, lejos de las miradas indiscretas. Aquí podrás tomar un té tranquilamente o probar las delicias locales…

Dar Ilham

Dar Ilham es un riad muy especial que parece sacado directamente del cuento de “Las mil y una noches”. Su exuberante jardín y su piscina invitan a relajarse, pero si todavía quieres más podrás disfrutar del hammam y varios tratamientos corporales. La enorme tienda bereber y el patio en el centro de la casa te llevarán a descubrir las tradiciones marroquíes. Las habitaciones, con una decoración marroquí tradicional, son acogedoras y están equipadas con todas las comodidades modernas.

Ksar Shama

No muy lejos de Marrakech, Ksar Shama es una lujosa propiedad situada a 1.000 metros sobre el nivel del mar, en un pequeño pueblo bereber. Desde aquí se pueden contemplar unas impresionantes vistas a las majestuosas montañas del Atlas y encontrarás un auténtico oasis de paz.  Entre olivos, árboles frutales y rosales, te alojarás en un edificio bereber tradicional con acceso al hammam y al spa. Por último, puedes descubrir las delicias gastronómicas de esta región, siempre preparadas por el chef con productos locales de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + nueve =